Un destello de felicidad...

martes, 7 de septiembre de 2010
Posted by ePson!

 Esta entrada no podría llamarse de otra manera. La felicidad que sentí en ese momento y en cada uno de los tres conciertos a los que asistí este Agosto es inexplicable. Dificil de entender para aquellas personas que no sienten la música y el arte de la misma forma -o parecida- que yo. 

 La cosa es que desde el 2008 que no iba a un concierto de Ismael Serrano (en 2009 cantó en una cancha de fútbol, y se sabe -o no- que mi personalidad no me lo permite) y me había olvidado lo hermoso de esas diversas sensaciones al asistir a un show de él; los nervios pre.concierto (ni que yo fuera a subirme al escenario), el fervor de la gente al escuchar algún que otro nombre significativo en sus canciones, los compañeros de butacas, la complicidad con el público, los eternos bises, la vuelta a casa con una sonrisa dificil de ocultar y la falta de palabras a la típica pregunta "¿cómo estuvo? / ¿qué tal te fue?"; ¿Cómo saber qué responder? con tus palabras no podeés explicar todo lo que se siente. O por lo menos a mi me pasa que me encantaría hacerles saber como estuvo a tal punto que esa otra persona sepa exactamente de qué estoy hablando, por qué no puedo dejar de sonreír  y quizás entenderme un poco y hasta acercarse mínimamente a mi estado post.recital, pero realmente no me sale, debería decir muchas palabras al mismo tiempo o sentarme e intentar explicar lo que significa para mi la música. Imposible!, menos si la otra persona no la vive de la misma forma, son otros los códigos.

 Qué increíble!, realmente no me acuerdo cómo fue que empecé a escuchar a Ismael, pero si fue por alguien y ese alguien me lee (?) le agradezco muchísimo! Y aca debería explicar la cantidad de veces que me reconcilió con el mundo, los no estarás sola, ese virus del miedo que me agarra de vez en cuando; debería nombrar cada uno de los temas pero no es la intención, todos me acompañaron y acompañan en mi día a día, realmente creo -y como se lo dije en una oportunidad- que Ismael es la banda sonora de mi vida, en cada momento ahí hay una canción presente. Y si hablo de los conciertos a los que fui este Agosto, del amor por la música y de personas especiales para mí no puedo dejar de agradecer a Flor por ese martes pero mucho más por estar, escucharme y rescatarme del naufragio... Gracias!

 Y si me preguntás ¿cómo me fue?, ¿qué tal estuvo? y ¿cómo me siento? no creo que pueda contestarlo sensatamente (recién ahora puedo escribir!), seguramente sólo respondería con una sonrisa "Bien, muy bien!" pero sabé que por dentro pasan millones de cosas, sólo que soy una chica que ahorra las palabras, que prefiere escribirlas en un blog como este o quizás lo único que haga sea mostrarte esta foto...


 Y termino volviendo al comienzo y ya voy a contradecirme (qué raro!), porque realmente hay tantas frases que concuerdan con ese momento! y me dieron ganas de terminar con otra que tranquilamente podría ser el título de esta entrada...



 "La vida a veces te invita una ronda, te guiña los ojos, concede una tregua / quizás sólo un segundo este sueño pero sin duda habrá merecido la pena..."

2 Principios:

Rebecca dijo...

Me encanto, y como te entiendo mujer eso que escribís. Comparto eso de que cualquier letra de el puede ir para cualquier momento de mi vida. La verdad son pocos-por no decir el único- que me logra esa sonrisa post recital, esa emoción en el recital, y que resulte no cansarme nunca si lo tendría que volver a escuchar.
Pd: Se hace algo el viernes??...esta taaaaaaannn tentador...eso..Besos! y hermoso escrito!!

hana.marzo dijo...

Totalmente entendible!
Sólo los que amamos la música entendemos este tipo de cosas.
Te quiero mucho, eZponjita! :)

Flor.